Edición 43 / septiembre 2015

La nueva Gallus RCS 430 – más que una evolución técnica


El éxito de la serie de máquinas de impresión Gallus RCS se basa en la combinación única de su construcción modular. Ésta permite una máxima flexibilidad en la elección de los procesos de impresión y un elevado grado de automatización. Todas las instalaciones Gallus RCS en todo el mundo prueban de manera contundente la gran confianza depositada por los impresores de etiquetas alrededor del mundo en este sistema de máquina. La Gallus RCS se presentará en una nueva forma y con nuevas tecnologías durante la Labelexpo 2015 de este año en Bruselas por primera vez al público.

Flexibilidad de proceso máxima sin hacer concesiones

La Gallus RCS 430 promete al impresor de etiquetas una flexibilidad de aplicación y proceso sin igual. Esta máquina de impresión puede procesar cualquier soporte con facilidad y es una garantía de rentabilidad absoluta con máxima flexibilidad. Este sistema de máquina cuenta con seis procesos de impresión y define el futuro de la impresión de etiquetas. Impresión offset, impresión flexográfica, serigrafía y estampación en caliente - por nombrar sólo unos pocos – se pueden emplear en cualquier lugar a lo largo de la máquina en cuestión de minutos, sin tener que cortar la banda. Procesos secundarios como la estampación en frío, el laminado o la impresión del verso se pueden emplazar de forma fácil y sencilla en cualquier lugar a través del raíl secundario.

La nueva Gallus RCS 430 - líder en la impresión offset UV

Con la Gallus RCS 430, el impresor de etiquetas logra el mejor resultado de impresión posible en cuanto a calidad, sin incurrir en restricciones en términos de rendimiento y eficiencia económica. La construcción robusta, la tecnología avanzada de servomotores y una interfaz de usuario inteligente son las garantías de una calidad de impresión óptima. Con la Gallus RCS 430 se logran resultados en la impresión offset, que pueden compararse cualitativamente con los de la impresión offset de pliegos. La unidad de impresión offset se puede utilizar en cualquier lugar de las unidades de procesamiento de la Gallus RCS 430. La combinación con la impresión flexográfica, serigrafía y estampación en caliente se puede seleccionar libremente. Esto permite una utilización rentable y adecuada de las unidades de impresión. Así, el impresor de etiquetas obtiene un sistema muy flexible, que le permite reaccionar rápidamente a las necesidades cambiantes del mercado. El alto grado de automatización de la Gallus RCS 430 también muestra sus ventajas en la impresión offset. La Gallus RCS 430 está equipada con los servomotores directos de última generación, que se pueden configurar con los ajustes clave para garantizar una producción continua. Gracias a una mayor automatización continua, la Gallus RCS 430 ofrece al usuario una máxima eficiencia de explotación debido a tiempos de cambio de trabajo extremadamente cortos, cambios de tinta rápidos y tiempos de preparación reducidos con desperdicio mínimo. Los ajustes en las unidades de impresión de tinta motorizados se pueden realizar de forma sencilla y rápida y garantizan una reproducción constante y exacta de los resultados de impresión.

La Gallus RCS 430 es una garantía para una producción de etiquetas con éxito y rentable

Con la Gallus RCS 430, el impresor de etiquetas invierte en el futuro y por lo tanto, asegura valiosas ventajas competitivas, puesto que la nueva Gallus RCS 430 se ha sometido a una revisión completa. Para estar preparado de una forma óptima para las futuras demandas del mercado y los avances tecnológicos, el sistema de máquina Gallus RCS 430 ha sido equipado con la última tecnología de control. Este control ofrece al impresor unos potenciales de sinergia a la hora de utilizar los diversos sistemas de máquina de Gallus como si fuera una plataforma tecnológica unificada y con una interfaz de usuario única.


espalda
Share |