Edición 41 / marzo 2015

Gallus Screeny: Éxito con la filmación digital

El mundo es cada vez más digital y esto se nota también en las imprentas de etiquetas. Métodos de impresión clásicos como la impresión flexográfica, offset, la tipografía o serigrafía se enfrentan a la competencia de la impresión digital. Sin embargo, aún se produce una gran parte de las etiquetas con los procesos de impresión analógicos. Sin embargo, las formas de impresión para estos procesos analógicos se pueden producir, hoy en día, mejor, más rápido y más eficiente, cuando se producen de forma “digital“. En el mercado existen diversos sistemas de exposición digitales – “Sistemas Computer to Plate (CTP – Directo a Plancha)“ – que facilitan considerablemente la producción de las formas de impresión tradicionales. Sin embargo, ¿cuáles son las ventajas de los sistemas de exposición digitales y que sistema de exposición será el correcto para cada impresor de etiqueta, para que pueda producir sus formas de impresión de una manera digital y económica?

Independencia en cuanto a películas y productos químicos

Una de las ventajas principales que aportan los sistemas de exposición digital, es su independencia en relación a la disponibilidad de películas y productos químicos. Para la exposición de la película de las formas de impresión se requiere por un lado la película, así como diversos productos químicos. En la industria de la impresión, la mayor fracción de volumen en cuanto a máquinas, soportes de impresión y materiales de consumo, se sigue dirigiendo a la impresión offset comercial (pliego y rotativo). Justo en este sector, los sistemas CTP se han convertido en un estándar, por lo que los proveedores clásicos de los sistemas “Computer to Film (CTF)“ han perdido su mercado principal. Se puede predecir con bastante facilidad que los proveedores de sistemas CTF pronto ya no podrán ofrecer las películas y los productos químicos a precios competitivos, debido a un número cada vez menor de clientes. La serigrafía se ha convertido casi en el único proceso de impresión en el que aún se requieren películas en la práctica. Por lo tanto, la operación de un film setter pronto carecerá de sentido a nivel económico, ya que los costes de las materias primas están aumentando constantemente. Los sistemas de exposición digitales son la alternativa.

Aumento de la eficiencia económica mediante la estandarización y la automatización

Los sistemas de exposición digital también tienen otras ventajas adicionales: A través de los sistemas de exposición digitales se automatizan y estandarizan procesos de trabajo en la preimpresión. A diferencia de la filmación indirecta a través del proceso de exposición convencional “Computer to Film (CTF)“, la exposición directo a plancha “Computer to Plate (CTP)“ ahorra una parte significativa de los costes de montaje y material. El trabajo manual engorroso se elimina con el CTP, ya que este trabajo es realizado por una máquina. Si se han ajustado correctamente los parámetros de la máquina, se producen todas las formas de impresión según estos parámetros ajustados y siempre con la misma calidad. Si durante la producción de la forma de impresión surge un error en algún momento, se puede solucionar fácilmente.

Más calidad y mayor seguridad de proceso

Con planchas filmadas directamente se pueden producir resultados de impresión de mayor calidad que con la exposición tradicional de film. La nitidez de los bordes de los puntos de trama es mayor y se pueden crear puntos de trama más pequeños. Esto es posible, porque los sistemas de exposición digital trabajan con un láser que permite controlar de forma exacta y precisa el haz de luz. Otra ventaja de los sistemas de exposición digital es la reducción de diversas influencias mecánicas sobre la plancha de impresión, como por ejemplo la exposición incorrecta, polvo o arañazos. Digital significa que se produce la forma de impresión sin contacto alguno. Diferentes resultados de impresión debido a distintos grosores de película pertenecen ya al pasado. El láser de un sistema de exposición digital siempre garantiza la misma calidad.

Estructura técnica de un sistema de exposición digital

Un sistema de exposición digital tiene una fuente de luz (láser) y un ordenador. A través del ordenador se transmiten archivos de ordenador directamente mediante un láser a la forma de impresión. Para la transmisión, el ordenador convierte la imagen en una imagen binaria y controla el láser. La forma de impresión tiene una capa reactiva, que se corresponde con el espectro de ondas del láser. Si el láser toca esta capa, ésta es quemada por radiación infrarroja (IR) o grabada directamente por los rayos ultravioleta (UV).

Exposición digital de planchas de serigrafía “Computer to Plate CTP“ con radiación UV

Espectro de ondas óptimo de cada forma de impresión

En la impresión de etiquetas de banda estrecha prevalecen los siguientes procesos de impresión analógicos:
Impresión flexográfica, offset, tipográfica y serigráfica. Para estos procesos analógicos de impresión se requiere una forma de impresión. La forma de impresión respectiva obtiene la imagen de impresión al transferir la misma un láser sobre una capa fotosensible de la forma de impresión. Cada capa fotosensible tiene un espectro de ondas óptimo, con el que reacciona especialmente bien. El espectro de ondas óptimo para la producción de la forma de impresión correspondiente se muestra en la siguiente tabla:

Utilizando la tabla se puede observar que el espectro de ondas óptimo para cada forma de impresión no es el mismo. La primera pregunta que debe hacerse el impresor de etiquetas, por lo tanto, es la siguiente: ¿Qué formas de impresión quiero producir de forma digital? Si quiere producir de forma digital un sólo tipo de formas de impresión, Usted mismo debería ser capaz de encontrar un sistema de exposición adecuado. Sin embargo, si quiere producir varias o incluso todas las formas de impresión digitalmente, la búsqueda del sistema de exposición correcto resulta algo más complicada. Entonces se tiene que disponer o bien de varios sistemas de exposición con el láser óptimo para la forma de impresión correspondiente o tener un sistema de exposición con varios láseres, que tienen el espectro de ondas óptimo para cada una de las formas de impresión.

Flujo de trabajo de un sistema de exposición digital

Solución de sistema de Gallus Screeny

Gallus tiene con Gallus Screeny la mayor variedad de planchas de serigrafía analógicas y digitales. Gallus ofrece siempre la solución óptima para los sistemas de exposición disponibles en el mercado, para que el impresor de etiquetas pueda utilizar Gallus Screeny con éxito. Esto da lugar a que la imprenta de etiquetas idealmente debe utilizar sólo un sistema de exposición, para poder producir todas las formas de impresión (planchas flexográficas, offset, tipográficas o de serigrafía). Esto ahorra costes de inversión, tiempo de trabajo y dinero. Gallus les asesorará con mucho gusto y les explicará, qué sistema de exposición sería el adecuado para su empresa en nuestra opinión. Póngase en contacto con nosotros: screeny@gallus-group.com – estamos aquí para ayudar.


espalda
Share |