Edición 41 / marzo 2015

Sistemas de impresión híbridos – ¿Futuro o situación?

Según la consultora IT-Strategies (www.it-strategies.com), la impresión digital en el segmento de los impresores de etiquetas para etiquetas autoadhesivas es la tecnología de mayor crecimiento.

Con una cuota del 3% del volumen total de impresión en el año 2013, el mercado aún es muy específico para las etiquetas impresas digitalmente. Sin embargo, este mercado está creciendo mucho (aprox. 15-20% por año) y ya ofrece hoy en día, con un valor total de producción de aprox. un 9%, unos márgenes muy atractivos. IT-Strategies cree que en el futuro, la impresión digital será sobre todo un complemento útil a la impresión flexográfica y que, a medio plazo, aprox. un 10% de todos los pedidos flexográficos actuales se producirán de forma digital. Si un impresor de etiquetas quiere ofrecer a sus clientes una gama de aplicaciones completa a través de todo el ciclo de vida del producto de la etiqueta correspondiente, también tendrá que reflexionar sobre la oferta de soluciones digitales para tiradas cortas y el procesamiento de datos variables industriales (códigos de barras, códigos QR, números de serie,…).

Puesto que a nivel mundial menos del 15% de todos los impresores de etiquetas disponen de un sistema de impresión digital, muchos empresarios se siguen planteando la pregunta en qué sistema de impresión digital deben invertir. Más aún, cuando el mercado en este sector es muy confuso. En la LabelExpo 2013, aprox. 30 fabricantes presentaron más de 55 nuevos sistemas de impresión.


Dado que nuestra audiencia debe estar familiarizada con las ventajas y desventajas de los diferentes procesos convencionales de impresión y ennoblecimiento, sólo mencionaremos brevemente tres aspectos como base para continuar el debate sobre el uso de sistemas de impresión digital:


Actualmente contamos con las siguientes ventajas importantes en el uso de sistemas de impresión digital comparado con los convencionales:

• Ciclos operativos más reducidos en las tiradas cortas (entre 200-1.500 metros lineales)
• Reducción de los costes de herramientas, menos desperdicio y tiempos de preparación más cortos
• Reducción de las existencias en almacén y los costes de gestión de almacén (comparación herramientas y productos)
• Nuevas aplicaciones (p.ej. datos variables para la trazabilidad y el versionado)
• Tiempos de ajuste de impresión y de ciclo operativo más cortos. Estos, en sí mismo, ya constituyen un valor para los compradores de etiquetas, por lo que aceptan precios más altos.
• Mayor margen medio por pedido: La flexibilidad adicional también ofrece a los compradores de etiquetas un valor añadido (menores existencias, no hay destrucción de existencias antiguas, menores costes de calidad y aseguramiento, marketing de eventos, etc.)


Sin embargo, actualmente también hay limitaciones sustanciales en el uso de sistemas de impresión digital comparado con los convencionales:

• Calidad de impresión (resolución física, tamaño de punto y espacio de color) – Esto crea límites en gradientes a cero y en fuentes muy pequeñas, en los símbolos (menores a 4 pt) y en líneas finas.
• Exactitud de registro – Esto es fundamental, ya que se quiere cubrir un máximo espacio de color Pantone con los colores de proceso CMYK disponibles y con los colores de ampliación de espacio de color GOV.
• Velocidad de producción (lo más independiente posible de la resolución o del espacio de color)
• Disponibilidad del sistema debido a una gran intensidad de mantenimiento, ciclos de calibración y limpieza adicionales, a menudo automatizados, y una estabilidad insuficiente del sistema
• Diversidad de soportes (p.ej. fundas retráctiles, Inmold, papel con textura)
• Características de las tintas y del tóner (Adhesión & Abrasión, baja migración, resistencia a la luz,…)
• Actualmente, hay pocas soluciones integradas en línea que permiten la producción de una etiqueta terminada, partiendo del soporte, en un solo paso de producción.


Los siguientes requisitos para la utilización exitosa de sistemas de impresión digitales en comparación a los convencionales son importantes, ya que un sistema de impresión digital no es “sólo otra máquina de impresión“:

• Es imprescindible disponer de conocimientos y experiencia en preimpresión en la propia empresa, de lo contrario, no se puede cumplir con la calidad de impresión (calibración de soportes, gestión de colores, optimización de los datos de preimpresión para el proceso de impresión digital seleccionado) y la flexibilidad en relación a “cambios de última hora“.
• Procesos eficientes, para adquirir, preparar, producir y entregar el gran número de pedidos pequeños (requeridos adicionalmente).
• Apertura a nuevos modelos de negocio – Venta a través de tienda online, suministro hasta la línea de llenado, oferta de servicios logísticos adicionales para el comprador de etiquetas,…
• Propia solidez financiera para poder asumir y superar los problemas de inicio y las curvas de aprendizaje necesarias debido a la utilización de una tecnología completamente nueva, con el apoyo por parte del proveedor del sistema.


Hasta ahora, precisamente las exigencias en cuanto a asistencia al usuario y acompañamiento al iniciarse en la tecnología digital son atendidas insuficientemente por parte de la mayoría de los proveedores.


¡No le faltarán opciones! ¿Qué sistema de impresión debe elegir el impresor de etiquetas interesado? Tiene varias posibilidades:

• Sistema de impresión digital con una solución de conversión fuera de línea
• Combinación de una máquina de impresión convencional y la posibilidad de impresión (fuera de línea) digital
• Sistema de impresión digital y la utilización de una máquina de impresión convencional existente en línea para el ennoblecimiento y la conversión
• Una máquina de impresión convencional con una unidad de impresión digital integrada,
lo que se llama actualmente un Sistema de impresión híbrido.


El término “Sistema de impresión híbrido“ aún no se ha definido claramente, pero se utiliza para describir el uso combinado de los procesos de producción digitales y analógicos en un sólo sistema de impresión.


Según Wikipedia, en la técnica se entiende bajo el término híbrido un sistema, cuyos elementos mezclados ya representan en si cada uno una solución. Al mezclar estos elementos, deben o pueden desarrollarse nuevas características deseadas. Por lo tanto, de tipo híbrido significa, que las soluciones dobles o múltiples se utilizan para la misma función, teniendo cada una una estructura interna diferente.

• Es probable que los primeros vehículos híbridos eran barcos de vapor con velas
(Carbón/madera en rueda hidráulica/hélice y viento en la vela).
• Un vehículo híbrido eléctrico es un vehículo con dos sistemas de almacenamiento y de transmisión redundantes, de los cuales actúa un accionamiento en un motor eléctrico.
Los coches híbridos que se venden en Europa suelen tener un motor eléctrico y un motor de combustión.


Conclusión: Un sistema híbrido se caracteriza por la adición de diferentes métodos / sistemas para el mismo propósito, a fin de utilizar el más adecuado en el momento adecuado. Esta adición conducirá inevitablemente a interfaces complejas y requiere optimizaciones complejas así como, a menudo, concesiones, ya que no hay un enfoque claro del sistema completo que se dirige a una aplicación principal.

En relación al autor:

Martin Leonhard (51 años) es responsable como “Director de Desarrollo de Negocios Digital“ del desarrollo del negocio digital del Grupo Gallus. Lleva trabajando desde 2007 como Director de Desarrollo de Negocios para Gallus y vive con su familia cerca de St. Gallen. Antes de eso, trabajó durante ocho años en Heidelberger Druckmaschinen AG, una circunstancia muy beneficiosa para la buena coordinación de las actividades relacionadas con la introducción en el mercado del proyecto de desarrollo conjunto Gallus DCS 340.


espalda
Share |