Edición 40 / diciembre 2014

Soy Gallus – Niklaus Amacker

Después de obtener el bachillerato, o sea la “Matura” suiza, y una pasantía de un año en una agencia de publicidad, Niklaus Amacker se graduó como profesional del turismo diplomado en Cantón de los Grisones. Inmediatamente después, entró en el marketing internacional en un fabricante de máquinas fresadoras que opera a nivel mundial y, después de trabajar varios años en el sector de seguros, entró a trabajar en Gallus Ferd. Rüesch AG, donde asumió en 2010 el cargo de Director de Comunicaciones Corporativas. Desde el año 2014, Niklaus Amacker está viajando in América Latina como Director de ventas regional para Gallus.

Nombre:

Niklaus Amacker

Función:

Director de ventas regional para América Latina

Formación:

- Int. Diplomado en Marketing Estratégico con distinción, Universidad de Cambridge
- Executive MBA de la Universidad de Marketing Internacional, Universidad Kalaidos de Zurich
- Planificador de Marketing con Patente Federal
- Profesional del turismo diplomado
- Título de bachillerato suizo “Matura“ Tipo B

Experiencia profesional:

Después del título de bachillerato, la pasantía de un año en una agencia de publicidad y tras graduarme con una licenciatura como profesional del turismo, he entrado en el fabricante mundial de máquinas fresadoras StarragHeckert para trabajar en el Marketing internacional. Después de una temporada de casi cuatro años como Director de Comunicaciones de Mercado en Helvetia, una compañía de seguros suiza paneuropea, volví en 2010 a la industria de construcción de maquinaria internacional y asumí en Gallus el cargo de Director de Comunicaciones Corporativas. Cerca de tres años he sido responsable de todas las tareas de marketing y comunicación en Gallus. Esto incluye, especialmente, la organización y la realización de nuestra presencia en las ferias mundiales, el diseño y la entrega de documentación y herramientas de venta, el mantenimiento y la ampliación de la presencia de Gallus en Internet, el mantenimiento y desarrollo  de CI/CD, comunicaciones internas y externas, incluyendo relaciones con los medios así como diversas tareas de representación en asociaciones profesionales y gremios internacionales relacionados. Desde el 1 de enero 2014 asumí el cargo de Director de ventas regional para América Latina y soy responsable de la venta de las máquinas Gallus en toda América Latina.

Aficiones:

Viajar, esquiar en invierno, senderismo en verano, leer novelas históricas

Familia:

En las buenas y sólidas manos de mi pareja Barbara

¿Cómo es una jornada de trabajo habitual como Director de ventas regional?

Aparte de viajar mucho para atender a nuestros clientes y para captar nuevos clientes en una región, que abarca más de 10.000 kilómetros desde México a Argentina, también hay un sinfín de trabajos administrativos y de coordinación. En estrecha colaboración con los compañeros de la sede central en St. Gallen, se debe ofrecer a nuestros clientes y a los distribuidores de Gallus correspondientes un servicio rápido y competente. La envergadura de este trabajo comprende toda la cadena de prestaciones de servicio, desde una evaluación minuciosa de las necesidades del cliente en la conversación directa con el cliente, pasando por la elaboración de ofertas y contratos hasta llegar a la planificación de la producción y el envío, así como, posteriormente, la instalación y la formación en la máquina Gallus en casa del cliente. Seguridad y Éxito para el impresor de etiquetas es el lema que nos acompaña siempre, del que se debe dar ejemplo y el que se debe implementar cada día. Esto se refiere tanto a los clientes como a los compañeros, ya que sólo en equipo es posible lograr un éxito sostenible para todos.

¿Cómo integra las altas exigencias de calidad de los clientes y también de Gallus en su trabajo diario?

La calidad empieza con uno mismo. Para poder satisfacer las altas exigencias de calidad de los clientes, exijo estos mimos requisitos de calidad en mi propio trabajo y en el de mis compañeros. Las necesidades de los clientes son el centro de las tareas diarias. Las fechas fijadas y los acuerdos deben ser cumplidos. La transparencia, la honestidad y el apretón de manos son para mí la base de una colaboración con éxito. En una conversación directa con el cliente, es importante clarificar exactamente sus necesidades y verificar la viabilidad. Con un servicio de respuesta eficaz, se debe ofrecer al cliente un servicio óptimo, los proyectos deben ser implementados rápidamente y para la máxima satisfacción del cliente y el cliente debe sentirse con Gallus en buenas manos. El principio de ser “Un hombre de palabra“ me acompaña constantemente.

¿Cómo se mantiene siempre creativo e innovador en su vida profesional?

En la conversación directa con el cliente reside para mí la mayor riqueza de la creatividad e innovación. Las opiniones de los clientes no se generan en este espacio mentalmente limitado de una fábrica de maquinaria y enfocan las cosas desde el exterior, sin tener en cuenta las estructuras y los procesos internos existentes. Esta información no filtrada de los clientes, que utilizan nuestras máquinas como medios de producción o como herramienta para satisfacer las necesidades de sus clientes, en su mayoría las marcas, me impulsa a introducir de una forma proactiva estos comentarios tan valiosos en Gallus y fomentar así la innovación continua. En un espíritu de cooperación puede surgir algo nuevo y mejor y avanzamos junto con el cliente como un equipo. En realidad es muy simple: Si nuestros clientes están bien, Gallus está bien.

También me gusta leer revistas especializadas y me dejo llevar por la inspiración. Incluso en las revistas de otras industrias se pueden encontrar enfoques interesantes y al intentar transferir estos modelos a la industria de las etiquetas, a menudo suelen surgir buenas ideas.
En última instancia también me ayuda preguntar “¿Por qué?“ o “¿Qué pasaría si?“ y el “¿Cómo?“. En busca de las respuestas a menudo se crea un impulso propio que lleva a soluciones creativas e innovadoras.

¿Cuáles son sus mayores retos?

Como ya he mencionado, América Latina abarca una distancia de más de 10.000 kilómetros y debido a su enorme tamaño plantea automáticamente algunos desafíos. Viajar con frecuencia es esencial para poder visitar, al ser posible, a todos los clientes existentes y potenciales con una cierta frecuencia. Además, los largos trayectos a menudo son difíciles y su infraestructura no siempre es la más actual, algo a tener en cuenta, por ejemplo, en relación a la instalación de máquinas.

Incluso las diferencias culturales entre América Latina y Europa se deben tener en cuenta. Conocer, siendo suizo, el comportamiento, el pensamiento y las prácticas en América Latina y aprender a vivirlas activamente, es sin duda un reto y no siempre es fácil. Con transparencia y una actitud positiva y sin reservas, existe la posibilidad de tener acceso a un maravilloso y muy cálido mundo nuevo, ampliar enormemente la experiencia personal y seguir el desarrollo personal continuamente. Pese a las similitudes lingüísticas, dentro de América Latina existen grandes diferencias culturales. Con mayor motivo se requiere en los frecuentes viajes y contactos con clientes en América Latina una gran capacidad de adaptación, flexibilidad, tolerancia y mucha paciencia, siempre con una buena pizca de humor.

¿Cómo se relaja? Unas palabras sobre su persona.

Me encanta relajarme al aire libre mientras hago senderismo, esquío o doy un paseo en bicicleta. Por la noche, me encanta dedicarme a las especialidades culinarias de todo el mundo – a menudo los preparo yo mismo – disfrutar de una copa de vino tinto y tener debates interesantes. Me gusta leer novelas históricas y biografías de personalidades interesantes, la última era por ejemplo de Bear Grylls, conocido por el programa documental de supervivencia de difusión mundial. Si después aún tengo problemas para relajarme, seguro que me ayudará una de las mejores sugerencias de supervivencia de Bear Grylls: “Siempre mira hacia delante y el próximo paso, nunca hacía abajo.“


espalda
Share |