Edición 40 / diciembre 2014

Gallus ECS 340 – El laminado tubular se junta con la eficiencia

No hay prácticamente ningún sector de la industria del embalaje que ha crecido tanto en los últimos años como el sector de los tubos de plástico. Según los expertos, este embalaje extremadamente flexible y seguro, también desempeñará un papel importante en el futuro. Gallus percibió muy pronto esta tendencia y certificó con la Gallus ECS 340 el tercer sistema de máquinas para el procesamiento de laminado tubular. Mientras que la Gallus RCS se utiliza principalmente en el campo de los tubos con alto ennoblecimiento y la Gallus EM S principalmente para pedidos de gran volumen, la Gallus ECS 340 llena ahora el vacío existente en el procesamiento de pedidos de laminado tubular más sencillos.

Un embalaje flexible y seguro

Encontrar un tubo de plástico en el sector alimentario suele ser relativamente poco frecuente, mientras que en el sector de los envases farmacéuticos, así como para el envase de productos de cosmética e higiene suele ser cada vez más aceptado como alternativa a los contenedores de envase rígidos. Gracias a la construcción de múltiples capas del laminado tubular y una elección adecuada de cada una de las capas, se puede conseguir con relativa facilidad propiedades tales como la estanqueidad a los gases o a la luz. Además, permiten un buen control de las características como la dosificación o la aplicación en distintas condiciones. En comparación con los tubos formados de aluminio o plástico, el laminado tubular permite una impresión y un ennoblecimiento de forma sencilla y rentable y se puede transportar en plano, lo cual ahorra espacio. Debido a estas características positivas, el campo de aplicación del tubo de plástico se ha ido extendiendo en los últimos años y ha registrado un aumento masivo de su cuota de mercado en comparación a formas de envase alternativas.

El concepto de transporte de banda inteligente de la Gallus ECS 340 contribuye significativamente al procesamiento eficiente de pedidos de laminado tubular.

El procesamiento de laminado tubular en una máquina de impresión de etiquetas

La amplia gama de aplicaciones del tubo de plástico se traduce directamente en una gran variedad de laminados tubulares. Un laminado tubular se compone de hasta cinco diferentes capas, que definen las características del tubo formado y terminado. Las capas en contacto con el producto que se llena suelen ser generalmente de plástico y se ajustan al producto. La capa de barrera se encuentra en el centro de esta construcción tipo sándwich y también puede ser de plástico. Sin embargo, con frecuencia se utilizan también capas de barrera de aluminio o cerámica. La capa exterior del tubo se adapta a la aplicación y define la fuerza de recuperación del tubo. En estos casos se diferencia entre tubos “bounce-back“ (recupera su forma) y “squeezable“ (comprimible). La aplicación también define el espesor de capa real, o sea, el espesor del soporte del laminado tubular. Además, el espesor de la capa interna y externa está diseñado de tal forma, que se pueda sellar el tubo y unirlo con un tapón. Los laminados tubulares convencionales están disponibles en una gama de espesores de 250 a 450 micrómetros.

Esta estructura de múltiples capas del laminado tubular en función de la aplicación conlleva muchos desafíos a la hora de la impresión, porque a diferencia de los soportes convencionales, tales como materiales autoadhesivos o film monocapa, el laminado tubular no está optimizado para su procesamiento en una máquina de impresión en línea. Como norma general se puede decir: cuanto más grueso es un laminado tubular, más difícil es poder imprimir el laminado tubular con exactitud de registro. Esto se debe a que el laminado tubular, en comparación con materiales autoadhesivos, tiene unas variaciones relativamente grandes de espesor debido a su proceso de fabricación. Estas variaciones de espesor hacen que la tensión de banda aplicada en una máquina de impresión se distribuye de forma no homogénea dentro del laminado tubular, provocando la formación de fuerzas transversales en el laminado tubular que lo desvían de la dirección de marcha del soporte de impresión.

Las propiedades físicas del laminado tubular: por tensión en el interior del laminado tubular se crea una desviación lateral de la banda – ¡no hay una distribución uniforme de la fuerza!

Pero también las propiedades de elongación del laminado tubular difieren significativamente de un material autoadhesivo. A diferencia de los soportes de impresión autoadhesivos, el laminado tubular se deforma con tensiones de banda considerablemente más bajas y requiere, por lo tanto, un concepto de transporte de banda muy sofisticado.

Como tercer reto importante en el procesamiento de laminado tubular cabe mencionar la superficie del laminado tubular. La idoneidad de esta superficie es bastante limitada para la impresión y el ennoblecimiento, por lo que requiere un pretratamiento especial. Además, se debe dar especial importancia al aspecto de la migración de los componentes de tinta, ya que la capa interna del laminado tubular entra en contacto con la capa externa impresa durante el rebobinado.

La Gallus ECS 340 para tubos Commodity

La Gallus ECS 340 es sinónimo de máxima eficiencia y costes mínimos en la producción de etiquetas Commodity. Mediante la optimización de la máquina para el procesamiento de laminado tubular, estás propiedades únicas se aplican ahora, por primera vez, también a la impresión de laminado tubular.

El recorrido de banda corto de tan sólo 1.1 metros entre dos unidades de impresión, en combinación con un recubrimiento especial de todos los rodillos de desvío, garantiza el transporte estable de laminados tubulares dentro de la máquina y evita así los problemas de desplazamiento transversal de registro durante la impresión, sin centrajes de banda adicionales. Así pues, el recorrido de banda extremadamente corto reduce considerablemente los valores de desperdicio, lo cual resulta doblemente rentable en soportes de impresión tan caros como el laminado tubular. Además de estas condiciones constructivas, el concepto de transporte de banda inteligente de la Gallus ECS 340 también contribuye de forma significante al procesamiento exacto del laminado tubular en la Gallus ECS 340 con un mínimo de desperdicio. El impresor puede configurar y guardar los parámetros correspondientes de forma rápida y sencilla en la pantalla táctil móvil de la Gallus ECS 340. Para el pretratamiento de la superficie del laminado tubular se dispone de una instalación de tratamiento Corona y un dispositivo de limpieza de banda por contacto. Para evitar la carga estática del laminado tubular, se pueden emplear dispositivos antiestáticos activos. Gracias al secado opcional de aire caliente, se puede aplicar un primer con base de agua como también barnices que no migran, para evitar la “Set-off-Migration“ (migración por difusión o transferencia).

En resumidas cuentas, los propietarios de una Gallus ECS 340 disponen con el “kit de tubos“ cerfificado de un paquete, que les permite fabricar laminados tubulares con máxima eficiencia y a un coste mínimo. Su tienen preguntas en relación al procesamiento de laminado tubular en las máquinas Gallus, pueden ponerse en contacto con nuestro agente local de Gallus o mediante el formulario de contacto.


espalda
Share |